Derecho BancarioReclamación de intereses usurarios en tarjeta revolving y pagos aplazados

https://perisyruizabogados.es/wp-content/uploads/2020/03/creditos-usura.jpg

Todo crédito conlleva el pago de un interés a cambio de disponer de un dinero que no teníamos, y esto hace que al final paguemos más de lo que nos han prestado.

Sin embargo, esa práctica legal muchas veces se convierte en un abuso por parte de las entidades bancarias por el cobro de unos intereses excesivamente elevados que pueden considerarse intereses usurarios.

Por lo tanto, si llevas años pagando cuotas de tu tarjeta de crédito y la deuda no termina y continúa creciendo, es posible que estés siendo perjudicado por estos intereses usurarios y debas asesorarte para cancelarla cuanto antes. 

Requisitos para considerar intereses usurarios

Muchos de nuestros clientes acuden a nosotros para saber qué requisitos han de cumplirse para que una tarjeta de crédito pueda considerarse usuraria. Los requisitos son los siguientes:

Interés notablemente superior al normal del dinero

Uno de los requisitos para que una operación de crédito se considere usuraria es que se haya estipulado en el contrato un interés notablemente superior al normal del dinero, de acuerdo con la Ley de Represión de la Usura de 1908.

¿Pero cómo sabremos si estamos frente a un interés notablemente superior al normal del dinero? Para ello hay que acudir al criterio que ha fijado el Tribunal Supremo:

Tendremos que comparar el porcentaje del tipo de interés del préstamo, de la TAE (Tasa Anual Equivalente), que toma en consideración las comisiones y los intereses del crédito, con el interés establecido por el Banco de España en las estadísticas del mismo año en el que se suscribió el crédito. Una vez tengamos la comparación, se considera que el interés es notablemente superior (intereses usurarios) cuando el TAE supere en algo más del doble la estadística de referencia, tal y como ha establecido el Tribunal Supremo en Sentencia de 25 de noviembre de 2015, que consideró que era notablemente superior, y por lo tanto usurario.

En otro supuesto reciente, en Sentencia de 4 de marzo de 2020, la TAE era del 26,82 % y se comparaba con una estadística de algo superior al 20 %, por tanto, la diferencia no era tan grande. Sin embargo, el Tribunal Supremo también consideró que se había estipulado un interés notablemente superior al normal del dinero. Para ello, entre sus razonamientos expone que cuanto más elevado sea el índice a tomar como referencia (20 %), menos margen hay para aumentar el precio de la operación sin incurrir en usura. Si el tipo de interés de tu contrato de crédito es algo superior al 20% es posible que estés siendo afectado por intereses usurarios.

Interés manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso

Otro de los requisitos es que el interés además sea manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso. La entidad tiene que demostrar que en el caso concreto se ha aplicado un interés más elevado porque concurren unas circunstancias especiales que así lo justifican, pero no sirve que se escuden en que estas operaciones tienen más riesgo de impagados porque se conceden de forma ágil y sin estudiar las garantías o la capacidad de pago de los acreditados, pues ello supone una forma de conceder crédito de forma irresponsable facilitando el sobreendeudamiento de los consumidores, y dicha actuación no puede ser protegida. Y en esta línea se ha pronunciado el Tribunal Supremo considerando que la entidad de crédito es la que tiene que acreditar esas circunstancias y si no lo hace, se considerará usurario.

Por lo tanto, si consideras que estás siendo perjudicado por intereses excesivos y abusivos, es recomendable consultar con un especialista para saber si se trata de intereses usurarios y poder reclamar la nulidad del contrato.

Además, la usura o intereses usurarios no es solo aplicable a las tarjetas revolving, sino a cualquier tipo de contrato de préstamo o crédito, ya sea microcréditos, préstamo hipotecario, préstamos personales, créditos rápidos, etc.  

intereses usurarios en tarjetas

¿Qué puedo conseguir reclamando la usura de mi tarjeta?

La reclamación a las entidades de crédito por este tipo de operaciones puede ser muy viable siempre que antes se hayan valorado bien todas las circunstancias que concurren en cada caso.

Conseguirás que se declare nulo por usurario el contrato de tarjeta de crédito o de tarjeta revolving, con los beneficios que conlleva dicha nulidad.

El cliente tendrá la obligación de restituir a la entidad única y exclusivamente la cantidad que ha recibido prestada. Sin embargo, en la gran mayoría de casos el banco deberá restituirle las cantidades que excedan del capital prestado.

Con la nulidad del contrato podrás obtener:

  • La devolución de las cantidades que excedan del importe efectivamente prestado. Es decir, solo tendrás la obligación de devolver la cantidad que te hayan dejado, pero si has pagado una cantidad superior la entidad tendrá que devolvértela.

A título de ejemplo, si con la tarjeta se han hecho disposiciones por un total de 3.000 €, y durante la vida de la operación se ha pagado la cantidad de 4.900 € por todos los conceptos (capital, comisiones, intereses, etc.), puesto que el acreditado sólo tenía que haber pagado la cantidad efectivamente recibida (3.000 €), la entidad tiene que devolver el exceso recibido, en este ejemplo 1.900 €.

  • La cancelación de la tarjeta, ya que se impedirá la aplicación de esas condiciones que eran son las que alargan mucho la duración del contrato.
  • La cancelación de los datos inscritos en ficheros de morosos inscritos por el Banco.

Recurrir al asesoramiento de un abogado especialista en Tarjetas Revolving garantiza que tus intereses sean respetados al máximo dentro de lo que la ley permite y no se conviertan en intereses usurarios. Nuestro despacho de abogados en Valencia puede ayudarte con tu tarjeta Revolving