¿Puedo acogerme a la Ley de Segunda Oportunidad?

Gracias al mecanismo de Segunda Oportunidad, desde el año 2015 es posible obtener el perdón de las deudas. Ahora los deudores podrán comenzar de cero, sin tener que arrastrar de por vida esas deudas que son imposible de satisfacer.

Desde Peris y Ruiz te ayudamos a conocer algunos de los requisitos para poder acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad.

Requisitos de la Segunda Oportunidad

El objetivo de este procedimiento de derecho concursal es lograr que el juez nos conceda la “exoneración del pasivo insatisfecho”, es decir, el perdón de esas deudas, pero para ello hay que cumplir con una serie de requisitos que debemos conocer.

¿Quién puede obtener la exoneración del pasivo insatisfecho o perdón de las deudas?

Toda persona natural, ya sea autónomo, emprendedor, trabajador por cuenta ajena, jubilado o desempleado podrá lograr dejar de arrastrar esas deudas, siempre que cumpla los requisitos que establece la ley y sea deudor de buena fe.

¿Qué requisitos he de cumplir?

Para acogerse a la Segunda Oportunidad, ser deudor de buena fe consiste en cumplir con los requisitos que establece la ley, que son los siguientes:

  1. Ser deudor de buena fe.
  2. No ser condenado por sentencia firme a penas privativas de libertad por delitos contra el patrimonio y contra el orden socioeconómico, de falsedad documental, contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social o contra los derechos de los trabajadores.
  3. No ser sancionado por resolución administrativa firme por infracciones tributarias muy graves, de seguridad social o del orden social, o por acuerdo firme de derivación de responsabilidad.
  4. Que el concurso no sea declarado culpable.
  5. Que en los diez años anteriores a la solicitud de la exoneración no haya sido afectado en la sentencia de calificación del concurso de un tercero calificado como culpable.
  6. Que no incumpla los deberes de colaboración y de información respecto del juez del concurso y de la administración concursal.
  7. Que no proporcione información falsa o engañosa ni se haya comportado de forma temeraria o negligente al tiempo de contraer endeudamiento o de evacuar sus obligaciones

¿Tendré que liquidar mi patrimonio? ¿Cómo se liquida?

Depende, ya que, tras la Ley 16/22 de 5 de septiembre, de reforma del Texto Refundido de la Ley Concursal, existen varias modalidades para obtener el perdón de las deudas, y no siempre será necesario liquidar o vender tus bienes, y así puedes:

  1. Conservar todos o parte de tus bienes, pero sujetándote a un plan de pagos de una duración de 3 o 5 años.
  2. Vender o liquidar tu patrimonio. Dicha liquidación se hará a través del proceso judicial en el que los bienes se venderán, subastarán o harán las daciones en pago si se da el caso, y se pagará a los acreedores de forma ordenada.
  3. En caso de que no existan bienes o carezcan de valor, no se realizará la liquidación, concluirá el concurso por insuficiencia de la masa activa y podrás obtener la exoneración.​

¿Podré disponer de mi sueldo, prestación o pensión para pagar mis gastos mientras dure el procedimiento?

Sí. En el procedimiento se asignará la cantidad de los “alimentos del deudor”. Esa cantidad será inembargable y destinada a atender las necesidades básicas y cotidianas del deudor y de las personas dependientes de él, como puede ser el pago de la vivienda habitual, suministros de luz, gas, agua o teléfono, vestimenta, asistencia sanitaria, alimentación, educación, etc. Por lo tanto, todos esos gastos se obtendrán del sueldo, pensión o prestación del deudor, sin poder ser objeto de embargo.

En todo caso, se respetarán los criterios de inembargabilidad del artículo 607 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, siendo inembargable el salario o pensión que no exceda del salario mínimo interprofesional, y, las que sean superiores, se embargarán de manera progresiva.

¿Podré asumir los costes del procedimiento?

Los costes del procedimiento son los honorarios del abogado, procurador y administrador concursal. Debemos de tener en cuenta que deberás tener pagados todos los costes y gastos judiciales derivados de la tramitación del proceso.

Generalmente, sí será posible atender los costes del procedimiento, ya que pueden establecerse facilidades para el pago de honorarios. Sin embargo, antes de aventurarte a acudir al mecanismo de la segunda oportunidad, has de solicitar asesoramiento para hacer una valoración de todas las deudas y estimar los costes que supondrá el concurso.

Peris y Ruiz Abogados puede ayudarte a lograr el perdón de tus deudas

Nuestro despacho de abogados es especialista y experto en la gestión de Segunda Oportunidad. Si te encuentras inmerso en deudas imposibles de satisfacer y deseas empezar una nueva etapa, ponte en contacto con nosotros y estaremos encantados de prestarte asesoramiento durante todo el proceso y defenderte ante el juez con el objetivo de lograr la cancelación de todas tus deudas.