La nueva Ley de la Segunda Oportunidad

Desde que apareció en 2015 el mecanismo de la Ley de Segunda Oportunidad para personas físicas, el número de deudores que acuden a este procedimiento continúa creciendo cada año.

El pasado 26 de septiembre entró en vigor la Ley 16/2022, de 5 de septiembre, de reforma del texto refundido de la Ley Concursal, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2020, de 5 de mayo, para la transposición de la Directiva (UE) 2019/1023 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de junio de 2019, sobre reestructuración e insolvencia.

Principales novedades

La reforma contiene diversas novedades para adaptar la norma a la Directiva Europea, así como poner fin a ciertas deficiencias del régimen anterior. El objetivo de la ley es conseguir, siempre que sea posible, convertir la exoneración de las deudas en un derecho de la persona natural deudora, así como conseguir la simplificación del concurso, alcanzando rapidez y eficacia en la tramitación del procedimiento.

1. Procedimiento más rápido y eficaz

Con esta reforma, uno de los cambios que se pretende es que la tramitación sea más rápida y eficaz.

Para ello se ha omitido el trámite de negociación previa a la solicitud de concurso que preveía la ley anterior, pudiendo así solicitar directamente la declaración de concurso. Antes el deudor debía intentar alcanzar un acuerdo extrajudicial de pagos acudiendo al Notario o a la Cámara de Comercio si quería una exoneración total, sin embargo, el éxito de dichos intentos de negociaciones era muy escaso y provocaba un retraso en la tramitación del procedimiento.

Por otra parte, la competencia pasa a ser en todo caso de los Juzgados de lo Mercantil, que son más especializados y están menos saturados que los Juzgados de Primera Instancia.

Además, se establece que el procedimiento ha de tener una duración máxima de un año.

2. Posibilidad de exoneración del crédito público

La legislación anterior excluía expresamente la exoneración del crédito público. Sin embargo, la reforma modifica este aspecto y establece la inclusión del crédito público con el límite máximo de 10.000€, siempre que para su gestión recaudatoria resulte competente la Agencia Estatal de Administración Tributaria.

3. Puedes mantener tu vivienda habitual

Hasta ahora, la ley no preveía la posibilidad de mantener tu vivienda habitual, aunque en ocasiones podías excluirla del plan de liquidación cumpliendo determinados requisitos.

Con la nueva ley, se prevé siempre la posibilidad de mantener tu vivienda habitual cumpliendo con un plan de pagos de 5 años.

4. No es obligatorio liquidar todos tus bienes

La nueva ley permite dos modalidades distintas de exoneración del pasivo insatisfecho. ​

  1. Exoneración sin liquidación de la masa activa y con sujeción a un plan de pagos de 3 o 5 años. El deudor deberá de satisfacer una parte de los créditos exonerables en el periodo de duración del plan de pagos.
  2. Exoneración definitiva con liquidación de la masa activa o por conclusión del concurso por insuficiencia de masa activa. ​

¿Necesitas saber más? ¿Estás interesado/a pero tienes dudas? Contáctanos y te ayudaremos a resolver tu caso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *